"No hay agua, no hay sandía, no hay melón"

¿Saben lo que daría yo por poder hacer esto todos los días? ¿Salir, hacer tres cuadras y estar mirando el mar?

Así, ¿ves?.  Mar.
Así, ¿ves?. Mar.

¿Que no es el mar más lindo? ¿Que está contaminado? ¿Que no hay playa? Claaaro, siempre el mismo trosquismo: si no es perfecto nada. Vos quejate todo lo que quieras, yo me sigo quemando las patas acá en la Rambla. Yo sigo disfrutando lo que tengo en vez de sufrir por lo que no hay.

Lo que hay es una cama en un hostel en Barrio Sur, donde los encargados están discutiendo proque, según la señora, por culpa de no se quién, cuando va a preparar el desayuno "No hay agua, no hay sandía, no hay melón". Como problema, uno interesante.

Lo que hubo fue un viaje en Colonia Express con viento cruzado. ¡Lo que se movió el hijoputa! Confirmé que no me mareo ni me descompongo, pero también que la montaña rusa no me gusta. Osea, los dos o tres primeros saltos fueron divertidos, pero a los 20 minutos ya estaba hinchado las bolas, y faltaban 20 más.

Volviendo al principio, ¿qué dariá por tener playa cerca? ¿Daría mudarme a Montevideo? Y, supongo que sí. Es decir, no está para nada en mis planes mudarme a ningún lado. Ya bastante me cuesta mudarme de barrio. Pero Montevideo entra fácil en mi lista de lugares a los que me mudaría si tuviera que hacerlo.

Y ahí fue el segundo termo del día.

Así que nada. Lo que podía salir mal ya salió mal, y ahora estoy tranqui acá. Quizás mañana a la mañana me tomo un rato para pasar estas notas y ya subirlas a la internés. Quizás no. Habrá que ver. Por ahora creo que la voy a quedar acá un rato. La tarde está linda y a mis patas les cabe esto de quedarse quietas al sol.


La Rambla y al dofón, Playa Ramírez y Parque Rodó.


2 comentarios:

  1. ¿Lo primero que salió mal fue el viaje en el Colonia?
    ¿O tenías poca yerba a mano?

    ResponderEliminar
  2. Se ve muy tranquilo, muy de uno, muy cielo, muy mar, muy aaahhh!! (suspiro profundo, alegría de vivir)

    ResponderEliminar