Las Catalinas




Este texto tiene dos particularidades. Una es que está escrito mitad en el norte hace dos meses, mitad ahora después de sacar las fotos. Y esa es la otra particularidad, es un post comentando fotos, que es algo que quizás vuelva a hacer


Hace rato que me debía un salir a sacar fotos de Mi Barrio. Y acá sentado en la plaza de Cafayate pensaba que también podría tratar de escribir algo. Porque estaba pensando que a cualquiera de estos pibes, perdón, changos, les podría decir que crecer en Catalinas es lo más parecido a crecer en un pueblo que podés conseguir en la Ciudad de Buenos Aires.





Catalinas Sur1 es un auténtico bicho raro en la ciudad. Es peatonal, está lleno de jardines, no se inunda, y tiene (o quizás tenía, ya no lo se) un espíritu de comunidad que no es para nada común. Tiene una escuela muy propia y una escuela religiosa rival en una iglesia también muy propia. Dos edificios que me cuesta imaginar en otro barrio.


Las peatonales son, junto con los edificios de colores, lo más distintivo del barrio. Aunque ya no están las viejas baldosas rosas de tres tiras (una paralela a mi caminata, otra cruzada, una paralela, una cruzada...) las calles-veredas son e terreno de todos los juegos, todas las carreras, todos los partidos.







Este barrio tiene su plaza a un costado, cruzando una calle que es calle, aunque no pasa casi nadie. Cuando era chico esa calle era el límite de mi radio de acción permitido. Era la única calle calle que podía cruzar sin pedir permiso, es decir, podía andar por todo el barrio y la plaza. La plaza merece un texto aparte, pero hay que decir que ahí no sólo se pasaban las tardes, también era donde se choriceaba, se teatraba y, por qué no, se crecía. También fue ahí que la gente se juntó naturalmente la noche del 19 de Diciembre del 2001, antes de arrancar para Plaza de Mayo.







Tengo la sensación de que cuando era chico los edificios tenían más variedad de colores. Al menos ni a palos ibas a ver dos edificios contiguos con los mismos colores. Pero Catalinas sigue siendo el barrio de las torres de colores. No se de dónde salió la costumbre. Quizás fue así desde el principio, quizás fue iniciativa de los vecinos. Es raro, siempre me jacté de conocer bastante la historia del barrio, pero ese detalle no lo tengo.





Todavía hoy puedo contar las canchas y canchitas del barrio. Algunas mucho más formales que otras, pero todas bien definidas por los pibes-jugadores. Más todos los jardines donde dos buzos marcaban un arco y con eso alcanza.




Hasta acá lo escrito en Cafayate.


Sacar las fotos me obligó a observar con detenimiento el barrio y a pasar por lugares del mismo que hace rato no visitaba. El barrio sigue siendo el barrio, pero me dió la sensación de que está más arbolado que antes. En mi memoria Guastavino (la calle del 25) estaba bocha arbolada, la cuadra de Victorica que pasa enfrente del 1 estaba bocha arbolada, la de Gálvez entre la escuela y el 17 también y medio que pará de contar. Braun Menéndez no estaba tan arbolada, los jardines internos, algunos sí otros no, Caboto tenía unos arbolitos que no alcanzaban para nada y listo. Claramente parte del tema es que muchos de esos árboles crecieron, pero el tema es que yo tengo el recuerdo de que en una época estaban sacando árboles más que poniéndolos. En realidad eso pasó con los gloriosos y muy trepables gomeros, con la excusa de que revientan las veredas, pero me parece que están bastante cuidados los jardines de algunos edificios y no lo había notado tanto hasta hoy.




Aparte de eso, por la hora que era o vaya uno a saber qué, no había demasiada gente en la calle, por eso hay pocas fotos con gente. La única canchita que no estaba vacía es La Canchita, donde se desarrollaba con total normalidad el campeonato del barrio.



1 Nunca, pero jamás de los jamases le vamos a llamar por su nombre oficial "Alfredo Palacios"

2 comentarios:

  1. Gusanito, Roma. La calle se llama Enrique Gu sa nito.

    ResponderEliminar
  2. agrego... no es casualidad que la escuela Carlos de la penna se sienta tan propia. en primer anio de arquitectura en la UBA enseguida haces una repasada por grandes arquitectos de todos los tiempos, y uno de ellos, argentino, es Borthagaray. nuestra escuelita fue disenada por este personaje, quien se formo y trabajo con los mas prestigiosos arquitectos del globo desde los anios 50, pleno post Bauhaussss... que decir. existe un tesoro en medio del barrio catalinas sur. y nosotros tuvimos la suerte de vivirlo desde adentro... sensaciones, la luz,los lugares magicos del edificio, los patios, las rampas,... una linea recorre todo el edificio, masomenos a la altura de un nene de 9 anios... que massss. un abrazo roman, muy bueno el blog che. pf

    ResponderEliminar