Mis 20 Favoritos: 16 - Gunnerkrigg Court

Gunnerkrigg Court de Tom Siddell (Empezado en 2005)

¡Opa! ¿Es un libro esto? Bueno, sí, por tres razones. Razón uno: Está publicado en tres libros que si no los compré es exclusivamente por costos. Razón dos: antes las novelas salían así, serializadas en diarios y revistas y luego se publicaban todo junto. Razón tres: esta es mi lista y si decido que es un libro es un libro. Es de mis obras de ficción favoritas y no veo por qué dejarla afuera.

Si, bueno, pero no es texto, es historieta.. Ajá, ¿Y deay? ¿Es menos libro por narrar con dibujos y palabras en vez de sólo palabras? Bueno, si en tu opinión es así, perfecto, pero reitero la última razón del párrafo anterior.

Todo esto viene a que, como la abrumadora mayoría de mis (10) lectores debe ignorar, Gunnerkrigg Court no sólo es una historieta, sino que está publicada en la red, entera, gratis, acá. En estos últimos 10 años los autores de comics independientes vienen adoptando este modelo de publicar gratis en la red y vivir de la publicidad en la página, vender libros y merchandising. Hay chiquicientos webcomics dando vueltas, la mayoría de amateurs para abajo, pero hay muchos profesionales muy pero muy buenos, más allá de los gustos.

Gunnerkrigg Court cuenta de Antimony Carver, alias Annie, alumna interna en el colegio inclés que da nombre a la historia, de los acontecimientos en que se ve envuelta en ese colegio y de cómo se desenvuelve. La historia esta expuesta en capítulos independientes, pero a medida que avanzan se van acumulando misterios y revelándose novedades y el mundo, que consiste en G.C. y el bosque que está enfrente; y cada uno de los personajes, empiezan a ganar en complejidad y profundidad.

Tom Sidell empezó publicando dos páginas por semana y luego subió a tres. El tipo trabaja1 así que su ritmo es 3 páginas por fin de semana así que no se puede decir que sea vago nimucho menos. Para mantener el interés pese al ritmo de publicación, intenta tener una pequeña revelación en cada página. Esto hace que al leer todo junto la historia avance rápido y crezca fuerte. Además los capítulos se reunen en libros, y cada uno de estos va acumulando tensión y subiendo la apuesta y la intensidad de los conflictos hasta que estalla por algún costado y se cierran algunas líneas argumentales y ser abren otras y algún quiebre se convierte en fin del libro.

En el centro de Gunnerkrigg Court (la historia, no el colegio) están sus personajes, Annie, su gran Amiga Kat, sus compañeros de curso, sus padres y profesores y otras autoridades del colegio, muchos de los cuales se conocen desde chicos y son ex alumnos y han vivido/trabajado toda la vida en ese lugar. También
los habitantes del bosque, en particular Coyote el todopoderoso y Reynardine, que huyó del bosque, fue capturado y ahora pertenece a Annie; los fundadores del colegio, los robots que lo mantienen, fantasmas, hadas, sombras y encarnaciones de la muerte.

Algunos tienen papeles más que secundarios, de fondo casi. Otros llevan adelante la historia. Pero ninguno es unidimensional, y esta es una de las cosas que más me gustan de este libro. No hay ningun personaje totalmente bueno ni totalmente malo ni totalmente nada. Cuando un capítulo nos hace simpatizar con alguien, tarde o temprano aparece uno en que se exponen todas las miserias del mismo personaje. Y viceversa, un personaje medio insoportable puede resultar admirable algunos capítulos más adelante. Eso me fascina: más de 30 capítulos y todavía no tenemos un antagonista y seguramente nunca lo tengamos.

Ya que estoy hablando de una historieta, supongo que tendré que ser caradura y hablar del arte. En los webcomics es muy común ver cómo los artistas van evolucionando su estilo, no sólo mejorando, sino experimentando cosas nuevas, ya que no tienen nadie que les diga cómo hacer las cosas. Como se trata mayoritariamente de artistas jóvenes, de 30 para abajo, es muy comun oírlos decir "me duele ver mis páginas de hace 2 años" ya que ven todos los errores que cometían. Siddell es autodidacta, y además en los primeros 3 o 4 capítulos usó un estilo al dibujar a los personajes que después abandonó, por lo que está entre estos que dicen que les duele ver sus primeras páginas. Además cada día incopora nuevas técnicas refinando el dibujo de los personajes y las expresiones, y experimentando con la puesta en página y otras cosas que no se cómo se llaman para narrar con los dibujos. El resultado es siempre amable a la vista y sorprende en las escenas más sobrenaturales; aunque los primeros capítulos parecen de menor calidad y pueden provocar algún rechazo.

La primcipal característica de la web como medio de publicación es la inmediatez de la reacción de los lectores, lo que permite generar una cierta relación entre el autor y su público. Esto lleva a chistes internos, como Boxbot (que es terrible) o que Tom pueda contar, tras concluír una historia de una canción para fantasmas, que originalmente la había planeado para Annie pero que al final quedó, y que Annie es perfectamente incapaz de cantar y cosas así. Ese renglón de comentarios en cada página da lugar para que brille el humor de Tom Siddell, bien inglés, de frases breves, pero contundentes. Además él nunca tuvo problemas en responder preguntas laterales sobre la historia o aclarar detalles, siempre y cuando no sean muy estúpidas, lo que ocurre razonablemente seguido. Es la internet al fin y al cabo.

Gunnerkrigg es único en esta lista porque es el único libro de ella que no está terminado. No sólo eso: si bien Siddell dijo que sabe cómo va a terminar, ni él sabe exactamente cómo va a llegar y mucho menos cuánto falta. Van publicadas más de 900 páginas y pese a lo choto que puede resultar ller de la pantalla y más con las demoras en cargar las imágenes, se recomienda leer desde el principio, quizás tranqui de a un capítulo por vez. Cuando estuve de vacaciones en México, en el origen de la primer versión de este blog, el único webcomic con el que traté de mantenerme actualizado fue con este. Así de fuerte es mi recomendación. Es uno de los escasísimos libros de esta lista que les puedo decir a todos al mismo tiempo "tomá, leelo". Vale la pena.


1A la gente como él, que tiene webcomics de nivel profesional, pero por hache o por be no viven de eso, los suelo llamar "hobbistas" o "semi-profesionales".

1 comentario:

  1. Una vez que terminé de escribir esto me puse a releer Gunnerkrigg. Es increíble la cantidad de cosas que dejé sin mencionar.

    ResponderEliminar