De la inutilidad de las fotos.


Las imágenes que uno se trae de un viaje se dividen en dos. Están las que vienen grabadas en la memoria y las que vienen en fotos. La pregunta que me planteo hoy es: ¿Para qué sirven las fotos? Como siempre no hay una sola respuesta.

Saquemos de la discusión desde el principio el caso de los que sencillamente nos gusta sacar fotos en general, más allá de si estamos de viaje o no. Me refiero a las fotos de vacaciones comunes, las que parece que se sacan porque sacar fotos es parte del guión de estar de vacaciones, esas que uno a veces ve al que está sacando y piensa "eso no te va a salir ni a palos".

¿Qué diferencia puede haber entre una foto que saque uno de, digamos, Chichén Itzá o las Cataratas y todas las fotos profesionales de los mismos lugares que uno ha visto en suplementos de turismo, pósteres, publicidades y cosas así? Respuesta: ninguna, a lo sumo que aparece algún conocido más o menos chiquito. La diferencia está en otro lado.

No es lo mismo ver una foto de un lugar cualquiera que una de uno en el que se ha estado. En una foto de un lugar cualquiera uno sólo ve lo central de la foto. El monumento, edificio, paisaje o lo que sea. Cuando se trata de un lugar que uno conoce, en cambio, puede ver un montón de detalles que están alrededor, puede comparar la mirada del fotógrafo con la propia, puede detectar qué está "trucado". Y además se disparan las otras imágenes, las que uno tiene registradas.

Un ejemplo de detalle es lo que me paso'cuando transcribía el viaje a México, acá. Encontré un video sobre una particularidad de Chichén y lo que más me llamó la atención fue darme cuenta que aparecía prominentemente un banco bajo un árbol que era el mismo en el que yo me había sentado a escribir ese post.

Y con mis propias fotos me pasa lo mismo. Algunas simplemente están buenas, pero otras miro y pienso qué bueno que fue haber estado ahí. Incluso en lugares en que no necesariamente la pasé bien. Pero no creo que a todos los que miran las fotos les haga el mismo efecto. La reacción de los que han estado en los lugares fotografiados es diferente a la de los demás. Y excepto algunas fotos muy puntuales de lugares muy particulares, no producen ni pueden producir más que un "ajá". Y no está mal, sencillamente es que no estuvieron ahí.

1 comentario:

  1. Las aguas del caribe en mis fotos ni en pedo tienen algo que ver con la imagen que tengo guardada en mi retina.

    ResponderEliminar