15 años de marchas del 24


La primer marcha del 24 de marzo a la que estoy seguro de haber ido a es a la de los 20 años. 1996, osea que tenía 16 años. Hoy se cumplen 35 años del golpe, así que hace 15 años que voy a la marcha. No es que haya ido a todas, pero siempre estuvo en mi cabeza la decisión de ir o no ir. Tampoco puedo asegurar no haber ido antes. En particular no estoy seguro de no haber ido a la inmediata anterior.

En el '96 fui con el Grupo de Teatro Catalinas Sur, lo que produjo cierta desaprobación de parte de mi viejo, a quien no le convence ir a una movida política con una agrupación no política. Su opinión en esos temas era muy importante para mí en esa época, pero me defendí diciendo que sencillamente había ido con "mi gente". Esa fue una de las pocas veces, si no la única en que marché, es decir, estuve con una columna desde Congreso hasta la Plaza de Mayo, en vez de ir y volver a mi ritmo entre la gente. Buena parte de la marcha estuve pelotudeando con una banderita como si tuviera algún tipo de habilidad como para hacer algo parecido a malabares.

Supongo que había mucha gente siendo los 20 años. No lo podría asegurar, primero por haber marchado en vez de recorrido, segundo por no tener mucho punto de comparación. A esa altura de mi vida las movilizaciones más multitudinarias que conocía eran las del '92 o '93 contra la Ley Federal de Educación, y las del '95 contra la Ley de Educación Superior. Me pareció que había más gente que esas veces, pero ahora me resulta bastante obvio esto, dado que no eran sólo docentes y estudiantes, sino todo el arco político de popular a progre.

Yo era más bien inocente e ignorante en cuestiones políticas, así que muchas cosas que recuerdo de esa época deben estar mal por falta de capacidad de análisis y de observación. Era una época en que el m*n*nismo estaba a pleno, surfeando el 49% de octubre del '95, para consternación de la clase media u opinante de la Capital. Ser peronista era sinónimo de n*n*nismo, o recuerdo de abuelo sin contacto con la realidad, los famosos "peronistas pero de Perón". Mala palabra o anacronismo, Debido a mi punto de vista particular, familia militante y secundario universitario politizado, tenía una visión irreal de la participación política. Me parece que esta había perdido cierta masividad que no retornaría hasta los movimientos de desocupados (esos que los periodistas titulan "piqueteros") y más aún con el kirchnerismo de la 125 en adelante. Entre la gente que me rodeaba cotidianamente la política era cosa de ladrones y asesinos, o de unos pocos loquitos que nos la bancábamos solos.

Después del '96 seguí yendo a las marchas. No tengo una anécdota para cada una, pero sí recuerdos sueltos. bajar del bondi una noche y sentir olor a gas lacrimógeno, calculo que en el '98 o '99. En esa época yo iba en bondi en vez de a pata, y las marchas se hacían de noche, no a la tarde. Me acuerdo una gran discusión en Caturga sobre si participar o no en una performance que se había propuesto hacer, discusión que en última instancia se reducía a que a la mayoría nos parecía una cagada el "guión" y para otros era algo alucinante y súper expresivo. Tengo la idea de que fue el mismo año que los gases, aunque no creo que haya habido una sola que terminara gaseada. Eran años en que iba bastante poca gente y pelotudos como los Quebracho tenían espacio para hacer mierda la movida.

No recuerdo la marcha de los 25 años. Ni se si fui. En esa época estaba más cínico y alejado de la política. Adscribía a la idea, sacada en gran parte de mi viejo, de que Madres tenía una posición progre berreta, o "poco nacional", sin mencionar las políticas económicas de la dictadura, y los gobiernos que la siguieron. Digo "en gran parte", porque una vez que vio que no iba, me sacó cagando con una frase tan fuerte como "Qué, ¿tenían que matarlo a tu viejo para que vayas?". Hoy se que estaba(mos) equivocados con respecto a Madres. Eran los tiempos posteriores a la fractura de la Alianza y la apolítica reinaba.

¡Ah! ¡No! ¡Ya me acordé! Ese año acababa de caer Lopez Murphy y Cavallo volvía al ministerio de Economía. No recuerdo la marcha en sí, pero si no fui no fue por cinismo sino por vagancia lisa y llana.

Después de ahí en general fui, siempre a la marcha principal, cuando todavía Hebe marchaba aparte del resto de Madres, y encima a contramano, como para complicar todo un poco. Iba al menos a dar unas vueltas por ahí y hacer número. No estaba en la plaza el día que las Madres se pelearon con los "Partidos" de "Izquierda". En los últimos años recuerdo que había muchísima gente en el 2006, los 30 años, el día que el Misterioso Señor C. tiró un reloj de pie en la 9 de Julio, que en 2007 fui a la marcha equivocada, que 2008 por no querer repetir el mismo error y encima colgar un poco al final ni fui, que 2009 quería ir y no me dio el cuero por haber amanecido a bordo de un avión internacional, y que el año pasado había mucha pero mucha gente. Y que tanto ese día como hoy y a gran y fundamental diferencia de esa marcha 15 años atrás, muchísimos nos definimos orgullosamente como peronistas.

Los tiempos han cambiado, la plaza se recontrallena y eso que los rojos siguen obstinadamente marchando aparte. Anoche en Luján alguien mencionó al olvido como una enfermedad de los argentinos, que las agrupaciones de DD.HH. nunca dejaron de combatir. Me permito dudar de que realmente haya habido tanto olvido. Creo que la diferencia es que entonces salíamos sólo los pocos cabezones que nos negabamos a aflojar, y hoy hay muchísima gente que se niega a aflojar, que disfruta de no estar sola en esa resistencia, y por eso sale a la calle y llena la plaza.


1 comentario:

  1. la foto creo que define un punto de vista, es muy expresiva como corolario (así se dice?) de lo que contás. muy bueno :)

    ResponderEliminar